Fraseskuppers@gmail.com

Superar una ruptura.

Tristeza ante una ruptura.

Hoy hablaremos de un tema muy frecuente, una necesidad que se plantea en todos los entornos sociales y que cada día amerita de mayor atención. Se trata de superar una ruptura y los tips recomendables para salir de la crisis.

¿Cómo superar una ruptura?

La ruptura siempre está asociada a un proceso de pérdida, pues algo se termina y rompe no solo con la rutina, sino también con lo que ha estado asociado a la misma.

La separación de algo a lo que quizás nos sentíamos apegados nos deja un vacío, independientemente de que seamos nosotros mismos la causa de la ruptura.

ruptura sentimental

Entonces, si hemos abandonado a nuestra pareja, a nuestros padres o amigos, o bien, son ellos los que nos han dejado tras un enfrentamiento, conflicto o relación traumática, inevitablemente, nos enfrentaremos a una nueva situación de vida que exige de un reacomodo, una adaptación y un nuevo comienzo. 

Sin embargo, no es tan fácil, y lo más probable es que nos hundamos en la depresión, la tristeza, ansiedad o el miedo, sin vislumbrar ninguna salida. 

Pero tengo una buena noticia, no todo está perdido, se puede empezar por vivir el tan nombrado proceso de duelo y salir airoso.

El duelo tras la ruptura

Es muy probable que hayan escuchado muchas veces, “después de una ruptura, lo más normal es vivir el duelo”, pero pregunto, ¿saben realmente cómo se vive el proceso de duelo para superarla? 

El duelo es un proceso psicológico que se vive tras una pérdida, y no necesariamente porque alguien haya fallecido, acontece cuando disolvemos una relación de apego que se convierte en un vacío.

Duelo tras la ruptura sentimental

Está bien, este es quizás uno de los primeros TIPS que puede ayudar a superar la ruptura, pero es necesario explicar cuáles son las etapas que se tienen que vivir en el proceso de duelo:

  • Negación.

Superar la negación es el primer paso. No aceptas, te revelas, ¿por qué a mí? En el fondo, niegas el dolor que la situación te causa y te defiendes. No hay más, acéptalo, es un hecho, acepta tu dolor y vívelo.

  • Ira, rabia o enfado.

Aceptado el dolor puede que sientas mucha rabia. ¿Qué injusto? ¿Por qué a mí? ¡Los odio! ¡Me han traicionado¡ No te quedes con ella, siéntela y deja que luego se vaya. Reconoce y acepta tu parte de culpa en la situación de ruptura.

  • Negociación.

En esta etapa piensas en posibles soluciones, alternativas que pueden revertir la situación a la que te enfrentas, pero no es un buen momento para negociar, hay mucho dolor. 

  • Miedo o depresión.

Puede que te hundas en la tristeza, el dolor y el vacío que sientes. Te das cuenta de que la ruptura realmente ha sucedido. Vive tu miedo, pero toma la decisión de no quedarte allí. Todo pasa, hasta la depresión más profunda.

  • Aceptación.

Es la última etapa y debes reconciliarte contigo mismo y con la vida. Acepta que la ruptura y la pérdida son aspectos ineludibles de la existencia. Lo que hoy dejas atrás es quizás lo que te impulsa a seguir adelante. Todos los acontecimientos forman parte del momento y tienes que continuar tu camino.

Ahora bien, el proceso de duelo cada quien lo vive de manera diferente, pues depende de la fortaleza interna, la autoestima y la capacidad de adaptación o resiliencia, lo que influirá definitivamente en la superación de la situación traumática.

Tips para superar una ruptura

Entonces, más allá del proceso de duelo, les dejo una serie de tips que los ayudarán a salir de la crisis y fortalecer las emociones, el comportamiento y el amor propio; aspectos indispensables para superar una ruptura

TIPS PARA SUPERAR UNA RUPTURA
  • Evalúa y potencia tu autoestima.

No permitas que otros sean quienes hagan una valoración de ti. Aprende a conocerte, disfruta de tu propia compañía y acepta tus fortalezas y cualidades.

  • Reconoce las posibilidades.

Todo cambio trae aparejado nuevas posibilidades y nuevos retos. Abre tu mente y tu corazón a las oportunidades que se te presentan, quizás la vida te está llamando para que recorras otro camino en compañía de personas que tienen mucho que aportar a tu destino.

  • Dile adiós a lo que te deprime o te da miedo.

Lo que no te hace sentir feliz, definitivamente, no es bueno para ti. Aprende a dejar en el camino las cargas emocionales que te limitan y desgastan.

  • Asume la ruptura como un nuevo comienzo.

Si algo no termina, es difícil que algo comience. Entonces, agradece la posibilidad que la vida te ofrece y entrégate a la novedad.

  • Reconoce el lado positivo de la ruptura.

Toda adversidad te hace más resiliente, es decir, te prepara y flexibiliza para enfrentar situaciones traumáticas y sobreponerte a ellas. 

  • Enamórate de ti mismo.

Desarrolla la capacidad para amarte tal como eres y reconocer los puntos negativos que pudieras mejorar. Solo si te amas podrás amar a otros y dejar que te amen.

  • Aprende a perdonar.

En toda ruptura siempre hay como mínimo dos involucrados, entonces, es importante repartir la culpa por partes iguales. Pero lo más saludable es perdonar y dejar pasar. Que lo que hayas vivido hoy sea un espejo para el mañana.

  • No te quedes en el pasado.

Permite que tus pensamientos se liberen de toda carga asociada con el odio, la culpa y lo que no pudo ser. Suelta el pasado que te hace daño y ve en busca de un presente que te está esperando para que seas feliz.

  • No te encierres en ti mismo.

De nada vale esconderse y evitar el dolor nuevamente. Aprende de la lección recibida y enfrenta el mundo con sabiduría y fortaleza.

  • Contacta a un profesional.

Si te falta fortaleza para superar la ruptura y sientes que solo no puedes, entonces, no te abandones, busca ayuda. 

Para la gran mayoría de las personas no es fácil superar una ruptura, puesto que esto necesariamente implica ir hacia adentro, revisarse y saberse parte del problema. Sin embargo, cuando se toma conciencia de la necesidad de seguir adelante no es nada difícil buscar ayuda, comprometerse y superar el dolor y el miedo. 

5 Comentarios

  1. Conxi

    Como siempre inspirador…. Gracias por estar ahi aportando tanta sabiduría de la vida y abrirnos los ojos para entender lo que nos pasa y mejorar… Gracias Víctor

    Responder
  2. María

    Bueno… De acuerdo con algunas cosas, pero no con todo. Yo estoy saliendo de una ruptura. Estoy empezando a ser de nuevo. Mi nueva versión es más auténtica y soy más feliz… Ha sido un proceso largo, muy doloroso y también muy enriquecedor. Si uno se mete a fondo, se sana, pero se sufre mucho. Es cierto que no se hacen tortillas sin romper huevos. Si evitamos ese dolor, no sanamos, la herida cierra en falso y vivimos en una mentira. Enfrentarme a mí misma, a la realidad y sanar me ha costado más de 15 kilos y muchas, pero muchas lágrimas. Hasta deseé poder inducir un coma y despertar cuando hubiese pasado el tiempo. Cuando me dejé sentir me di cuenta de que las lágrimas son la antesala de la calma.
    Pero… no siempre hay dos culpables. Y es una palabra que no me gusta nada… Yo creo que en mi caso no hubo culpables, pero sí un responsable. El que culpabiliza no crece… A veces una ruptura es fruto de una fuerte crisis personal, de heridas previas sin sanar, de una enfermedad mental, de inmadurez… Puede haber tantos desencadenantes!!!
    Pero a mí me ha ayudado mucho a perdonar no ver culpables, pero sí causas externas, indeseables… Y no me corresponde asumir una parte de culpa… Sinceramente en mi caso, y lo he analizado largo tiempo y muy a fondo, no hay un culpable, ni dos… Ha habido un responsable que muy posiblemente haya sufrido y esté sufriendo más que yo. Pero dejemos de lado el tema de la culpa: hace mucho daño.
    Es más sano instalarse en el presente que buscar culpables. La culpa nos lleva a un pasado que solamente es eso: pasado.
    Creo que lo mejor es dejarse sentir: llorar, odiar, reír, morirse de miedo, sentirse capaz… Con la intensidad de cada momento. Porque ni ese dolor tremendo que parece destrozarnos es eterno.

    Responder
    1. Tino

      Hola María.
      No te imaginas hasta que punto me ha gustado leer tu respuesta. Estoy pasando una ruptura muy dolorosa y ahora mismo me encuentro en ese momento en que solo veo un túnel muy negro y ninguna luz al final. No voy a entrar en culpables, pero en mi caso yo mismo asuma gran parte de la culpa de la situación, lo cual me hace sufrir mucho mas. M e quedo con la última frase de tu respuesta y espero y deseo que sea así.
      Saludos

      Responder
  3. N

    Como separarse con un niño de 3 años
    Me retiene eso, no quiero causarle dolor

    Responder
  4. SHUBROOKS118

    Thank you!!1

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *