Fraseskuppers@gmail.com

Gente tóxica en el trabajo y TIPS para solucionarlo.

Vamos a hablar hoy sobre la gente tóxica en el trabajo y tener unos cuantos TIPS para poder solucionarlo.

¡Hola Kupperos!

Despues de dejar la encuenta en INSTAGRAM, vamos con el tema más solicitado.

Vamos a hablar sobre la gente tóxica en el trabajo, personas con las que se hace muy complejo pasar día tras día compartiendo triunfos, pero sobre todo, problemas.

Lo más importante y fundamental es que NO TENEMOS QUE ETIQUETAR A NADIE COMO PERSONA TÓXICA.

Gente tóxica en el trabajo

Pese que el título de la publicación, sea “Gente tóxica en el trabajo”, todo va relacionado a su comportamiento y no a su persona.

Una misma persona no tiene que ser así en todos aspectos de su vida, puede que sea un maravilloso padre, marido, hermano, pero en el trabajo no pueda controlar sus pensamientos o emociones y desarrolle este tipo de comportamiento.

Las personas con un comportamiento tóxico las podemos definir como gente muy insegura y egoísta, que necesitan estar muy cerca de alguien para conseguir una relación absorbente que les permita descargar sus frustraciones.

Por eso mismo, los comportamientos tóxicos terminan molestando a menudo a la gente cercana, que acaban experimentando emociones negativas, estrés, cansancio, fustración…

De vez en cuando, las personas con comportamiento tóxico, también hacen pequeños actos de favor que pueden esconder algún interés personal y que suelen pedir de vuelta el favor en un tiempo después.

Los comportamientos tóxicos suelen ser apreciados por:

  • Asfixiar a su víctima para que haga las cosas.
  • Duda de las capacidades de sus compañeros.
  • Cambio de humor constante.
  • No parece ser una persona colaborativa.
  • HABLA CONTINUAMENTE EN NEGATIVO (Esta es muy importante, ya que castiga a las personas que le rodean.)
  • No asume sus errores y genera conflictos.
  • No habla de su intimidad y lo sabe todo de los demás.

Puede ser un rasgo problemático, pero en nuestro poder está tomar cartas en el asunto para poder solucionar este tipo de problemas, a continuación os vamos a dejar unas opciones para intentar combatir este día a día, con personas que nos ponen tan difícil el amplio tiempo que pasamos en nuestro puesto de trabajo.

Trabajo en equipo, trabajo bien realizado.

QUE PODEMOS HACER SI TENEMOS UN COMPAÑERO TÓXICO:

  • No pasar por alto el problema.

Es sencillo, cuanto más permitas e ignores la actitud de una persona así, más poderoso se verá y más complejo tendremos que sea más llevadero para nosotros, así que hay que tomar cartas en el asunto y ponerlo en conocimiento de tus superiores, para que no llegues a tu límite.

       La comunicación es CLAVE.

  • Hacer consciente a esa persona, que su actitud tiene consecuencias negativas para nosotros.

Debemos mostrarle a la persona que tiene este comportamiento, que su manera de ser tiene consecuencias negativas en nuestra persona, quizá así se de cuenta de que el camino que lleva no es bueno para el grupo de trabajo.

  • Evitar que te afecte.

Sé que es complicado, que hay que ser fuerte de mente, pero es muy importante trabajar en este   aspecto, hay que estar por encima de muchas adversidades, un buen trabajo mental es importantísimo para muchos problemas que no dependen de nosotros.

  • Tener claro el camino a llevar.

Los objetivos comunes harán que todos estéis involucrados en el trabajo, eso puede mantener en pausa y más centrados a todos componentes del grupo de trabajo.

  • Tomarse pequeños descansos y desconectar.

Cuando veamos que llegamos a un límite, es muy aconsejable parar 3-4 minutos, tomar aire, despejarse y volver al trabajo. También es muy importante desconectar después de nuestra jornada laboral, hacer deporte, lectura, cualquier tipo de desconexión gratificante nos ayudará a llevar mejor y con más energía nuestro día a día.

Hay que trabajar juntos, como bombillas

Algo importante, que también puede desencadenar un comportamiento así, es la ENVIDIA en el trabajo, todos conocemos lo que puede hacer una persona por escalar, por ponerse una medalla o por estar en la boca del jefe.

La envidia es mala, y en el trabajo puede ser mucho peor. Es un sentimiento que puede degenerar en situaciones terriblemente perjudiciales, como estrés laboral, incompetencia en el puesto de trabajo, además de tensiones que se pueden manifestar en forma de agresiones físicas y verbales.

Es importante estar por encima de las situaciones, que nada nos influya en nuestra vida personal, tenemos que separar cosas, sobre todo negativas, ya que si no es así, nos pueden acarrear problemas de salud y malestar en nuestro día a día.

OS RECOMIENDO ESTE LIBRO DE MI AMIGO BERNARDO, es MUY bueno en este tema.

COMPRAR AQUÍ y a DISFRUTAR.

¡Espero que os haya sumado este post y si no habéis leído el de la Alexitimia, os lo dejo por AQUÍ!

Saludos y a ser felices.

Os recordamos que también nos puede seguir en facebook.

4 Comentarios

  1. Sonia

    Muy buen post si señor deberiamos de compartir o impartirlo en todas las empresas porque seguro sera donde mas gente asi haya porque en el terrenl laboral no elegimos con quien nos toca trabajar, gracias por las aportaciones, y el libro que recomiendas es buenisimo yo lo tengo como otros tantos mas de este escritor y me encantan entre ellos quiero un cambio, emociones toxicas, y resultados extraordinarios, os los recomiendo.

    Responder
  2. FrasesKuppers (Publicaciones Autor)

    Has puesto una frase que me ha encantado Sonia, en el terreno laboral no elegimos con quién nos toca trabajar.

    Y es así, somos completos desconocidos con a priori, un único punto en común, el trabajo, así que ahí más que en cualquier ámbito de la vida es más complejo el día a día.

    Muchas gracias Sonia.

    Responder
  3. Gemma

    Dices que la comunicación es clave, pero si la persona en cuestión no quiere hablar del tema o cuando se lo sacas empieza a gritar sin control… Que se tiene que hacer?

    Responder
    1. FrasesKuppers (Publicaciones Autor)

      Hola Gemma,
      la comunicación es clave, está en el punto “No pasar por alto el problema”.
      Es decir, si nosotros somos la “víctima” hay que hacerle saber a la persona que nos hace sentir mal, que su actitud nos está haciendo pasar mal rato, quizá comentándole el problema podamos estar más cerca de la solución.

      Saludos.

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *